DJOKOVIC ANTICIPA UN GRAN RETO ANTE FEDERER

Novak Djokovic volvió a titubear pero logró reponerse a tiempo, y de esta forma avanzó a su cuarta final del BNP Paribas Open. El serbio sacó para el partido dos veces en el segundo set, pero logró recobrarse en el tercero y derrotó por 7-5, 6-7 (2) y 6-1 al estadounidense John Isner.

“Nunca es fácil jugar contra John, que si no es el mejor, es definitivamente uno de los tres mejores sacadores del tenis”, dijo. “Con ese saque le puede ganar a cualquiera en un buen día. Pienso que devolví bien hoy y me permití tener varias oportunidades en sus juegos de saque. Luego, como saben, dos veces tuve la chance de terminarlo y jugué dos malos juegos y él jugó un tie break increíble. Y como saben, cuando llegas a un tie break con John Isner, sin importar quién eres, no eres el favorito”.

Djokovic habló de la compostura necesaria para superar la adversidad, que dejó en evidencia al estrellar su raqueta contra el suelo sobre el comienzo del tercer set.

“Es frustrante”, apuntó. “Definitivamente cuando tienes las oportunidades que tuve en el segundo set para cerrarlo y fui capaz de reagruparme aún después de esa reacción. No dejé que mi concentración bajara por mucho tiempo. Ya en el siguiente punto estaba de vuelta donde necesitaba estar”.

Djokovic enfrentará Roger Federer en la final, en la que será la edición número 33 del clásico entre ambos. El suizo lidera el historial por 17-15 y además ganó el último enfrentamiento entre ellos por 3-6, 6-3 y 6-2 en las semifinales de Dubai en febrero.

La única vez que se midieron en Indian Wells fue en las semifinales de la edición 2011, con victoria para ‘Nole’ por 6-3, 3-6 y 6-2. “No tuvo un gran 2013 según sus estándares”, indicó. “Este año está jugando como lo hizo durante la mayoría de su carrera y a un gran nivel. Jugó fantástico en Dubai. Tuvimos un duelo duro e interesante en semifinales. Siempre que nos enfrentamos es un gran reto para los dos y unos pocos puntos pueden decidir el ganador”.

El serbio confesó que se siente la diferencia en la previa a una final de un torneo de la envergadura de Indian Wells, pero que está acostumbrado a dicho escenario. “Claro que mental y emocionalmente hay una diferencia y se siente”, avisó. “Sientes la emoción. Ahora es una cuestión de experiencia y fuerza para poder canalizar esa emoción y convertirla en energía positiva y no negativa. Es fácil dejarse llevar, [pero] he experimentado todo en mi vida en una cancha mentalmente y antes de los partidos”.

Djokovic disputará su primera final del año tras caer en cuartos del Australian Open (con Wawrinka) y semis de Dubai (con Federer) e irá por su tercer trofeo en el certamen californiano. El europeo no disputa una final desde que ganó el Barclays ATP World Tour Finals en Londres a fines de 2013.

De consagrarse, Djokovic estaría logrando su tercer BNP Paribas Open (tras ganar en 2008 y 2011), su decimoséptimo ATP World Tour Masters 1000, y el galardón número 42 de su carrera.