FEDERER UTILIZA RÁFAGA LETAL PARA AVANZAR A SEMIS

Roger Federer volvió a tener un comienzo terrenal pero utilizó una ráfaga mortífera sobre el final del primer set y así avanzó a las semifinales del BNP Paribas Open.

El suizo hilvanó siete juegos de forma consecutivas cuando empataba 5-5 y acabó derrotando al sudafricano Kevin Anderson por parciales de 7-5 y 6-1 el jueves por la noche en el Stadium 1.

El helvético logró el ansiado break en el décimo juego del primer set, quebrando la resistencia de su oponente que a partir de ahí se desmoronó.

“Tuve chances y empecé a poner más devoluciones en juego en 5-5”, apuntó. “A partir de ese punto me metí en el partido, me sentí bien moviéndome y absorbiendo su poder. También empecé a ser más agresivo y la combinación en esos 10 minutos funcionó a mi favor. Fue importante conseguir el set y empezar quebrando el segundo set”.

Federer confirmó el gran momento que atraviesa y ya lleva ganados cuatro partidos sin siquiera perder un set.

El europeo lo atribuye a su renovado estado de salud, luego de un 2013 plagado de lesiones.

“Estoy feliz de estar jugando más partidos y de sentir el ritmo y tener la confianza”, dijo. “También disfrutar al mismo tiempo porque el año pasado no siempre sucedía”.

El ganador de 17 Grand Slams se declaró contento por poder haber recuperado su nivel.

“Es bueno poder probármelo a mí mismo y a mi equipo y los fanáticos que cuentan conmigo”, indicó. “Es bueno tener oportunidades de ganar un torneo, sin dudas”.

Federer hasta se mostró sorprendido por la rapidez en la que se puso en forma.

“Estoy sorprendido de que haya sucedido tan rápido”, dijo. “Se nota cuando estoy en cancha. Hay una calma en mi juego y confianza, pero también esa lucha y querer ganar a toda costa, que era algo difícil de encontrar por momentos el año pasado. Que los resultados hayan regresado tan rápido quizás sí me sorprenda un poco”.

Esta será la octava vez del suizo en semifinales en Indian Wells, donde ganó el torneo en 2004, 2005, 2006 y 2012.

Su rival será el ucraniano Alexandr Dolgopolov, quien venció al canadiense Milos Raonic por 6-3 y 6-4.

“Estoy emocionado y me gusta jugar contra él”, dijo Federer. “Le pega a la bola realmente temprano y se aprovecha de las pelotas cortas. Tiene un gran saque y es muy atlético”.

El récord entre ambos está 1-0 a favor del suizo, quien lo venció en por 6-4, 5-2 y retiro en Basilea en 2010.