PARA DJOKOVIC ERA "NECESARIO EL GOLPE DE CONFIANZA"

Novak Djokovic remontó una desventaja de un set, resistió los embates de Roger Federer, padeció a un público decididamente a favor de su rival y acabó derrotando al suizo para conseguir su tercer título del BNP Paribas Open.

El serbio ganó el domingo por 3-6, 6-3 y 7-6 (3) ante un lleno total en el Stadium 1 y sumó el trofeo de Indian Wells a su colección que ya incluye las versiones 2008 y 2011.

El balcánico tuvo un comienzo impreciso en el que no pudo hacerle frente a la superioridad de Federer, pero enderezó el rumbo en el segundo set y consiguió finalmente cerrar el trámite en el tie break del tercero, en un partido de altísimo nivel y emotividad extrema.

“Fue realmente un alivio al final del partido”, confesó. “El último punto, cuando pegó el revés a la red, realmente me enfoqué en cada punto individualmente. No traté de pensar en lo que pasaría. Solo traté de estar en el momento y eso ayudó, especialmente en el tie break del último set”.

Tal como lo anunció el sábado, el partido se definió en los detalles. “Como dije antes, pocos puntos decidirían el ganador y eso sucedió”, recordó. “Roger está jugando en un nivel muy alto. Tiene más profundidad en sus tiros, especialmente en el revés. Está abriendo la cancha con el revés paralelo”.

Para Djokovic esta fue la primera final y el primer título de 2014, tras caer en cuartos de final del Australian Open (ante Stanislas Wawrinka) y en semifinales de Dubai (precisamente ante Federer).

“Estoy feliz y emocionado de poder ganar mi primer título esta temporada”, reconoció. “Fue la primera final que jugué. Era necesario para mi confianza y ojalá lo pueda mantener en Miami y el resto de la temporada”.

En su novena aparición en el desierto californiano, el serbio no tuvo un camino fácil, ya que debió estirarse hasta tres sets ante Marin Cilic, Alejandro González y John Isner, además de dejar atrás a Victor Hanescu y Julien Benneteau.

“Ganar este título es algo que me hace muy feliz y mentalmente me da mucha satisfacción porque tuve específicamente tres partidos, ante Cilic, la semifinal ayer y la final de hoy, situaciones en las que jugué tres sets y donde fue muy tenso y emotivo. Algunos puntos aquí o allá podrían haber ido para ambos lados y fueron para el mío”.