PENNETTA: "SIEMPRE HABÍA ESPERADO ESTE MOMENTO"

Hace 12 meses Flavia Pennetta pensaba en retirarse. Hoy es la flamante campeona del BNP Paribas Open. ¿Cómo cambian las cosas, no?

La italiana venció el domingo a la polaca y segunda preclasificada Agnieszka Radwanska por 6-2 y 6-1 y ganó así el primer torneo Premier Mandatory de su carrera. Un lleno total en el Stadium 1 fue testigo del renacimiento de la oriunda de Brindisi, que completó su semana soñada con una contundente actuación en la final.

“Es increíble”, confesó. “Algo impresionante, porque recuerdo perfectamente después del partido con Francesca el año pasado, el día después estaba corriendo aquí en el jardín y hablando con mi fisio Max, casi llorando porque el sentimiento y todo era realmente malo.

Ahora, un año después tengo el trofeo. Estoy feliz porque trabajamos mucho con la lesión y todo. Creo que si él, sin mi entrenador, mi familia, quizás no estaría aquí. Hubiera abandonado”.

La italiana no ganaba un título desde 2010, cuando se coronó en Marbella.
Su mejor actuación en Indian Wells había sido la cuarta ronda en 2009, cuando cayó ante Ana Ivanovic.

El juego de Pennetta fue impecable. La italiana sobrevivió la intensidad de los primeros cuatro juegos, y luego supo adaptarse a las circunstancias del encuentro. Su rival estaba claramente disminuida desde lo físico, y Pennetta lo aprovechó al máximo, moviéndola de lado a lado y variando su juego con cambios de velocidad y de efecto, con drops y demás.

A sus 32 años, la corona de Indian Wells se convirtió en la décima de la carrera de la italiana y sin duda la más importante. “Creo que después de tantos años y tanto trabajo, este es el momento que siempre había esperado”, aseguró. “Está llegando cuando no lo esperaba, porque al principio de la semana nunca esperé ser campeona o estar en la final o la semifinal”.

Pennetta no pudo ocultar la alegría. “Para mí es algo que esperé por mucho tiempo y finalmente tengo el trofeo en mis manos”, dijo.

Para alcanzar la final Pennetta debió superar a las estadounidenses Taylor Townsend y Sloane Stephens, a la australiana Samantha Stosur, a su compatriota Camila Giorgi y a la china y primera preclasificada Li Na.

Con el título, Pennetta regresará al Top 15, específicamente en la colocación número 12 del ranking de la WTA. Pese a eso, la italiana dijo que sus expectativas no cambiarán.

“Claro que uno se siente mejor pero no espero demasiadas cosas”, avisó. “Prefiero jugar cada partido de la misma manera, tratar de jugar mi mejor tenis cuando estoy en la cancha. No tengo una meta nueva después de este torneo, solo el mismo enfoque de mejorar mi juego, creer más, ser más agresiva e ir por más tiros ganadores”.

Pennetta es además la tercera jugadora más veterana en ganar el BNP Paribas Open. Martina Navrartilova lo ganó en 1990 y 1991 con 33 y 34 años respectivamente.