Pennetta relajada para su defensa del título

©2014 Billie Weiss/BNP Paribas Open

La estrella italiana Flavia Pennetta dice que lo mejor de ganar el BNP Paribas Open fue algo que imaginó de sus padres.

El año pasado Pennetta sorprendió a la gente - incluso a ella misma - cuando derrotó a la máxima favorita Li Na y a la No. 2 Agnieszka Radwanska en días consecutivos para conquistar el título de singles más importante de su carrera.

Los padres de Pennetta no pudieron estar en Indian Wells y tuvieron que ver los partidos de su hija en Italia.

Aunque los padres de Pennetta tiene una pantalla gigante para ver tenis, su madre eligió verla en su iPod por la superstición de no querer ver a su hija en TV. Su padre la vería en el living con la gran pantalla.

"Se juntaron en el medio cuando gané", dice una sonriente Pennetta el martes en el Indian Wells Tennis Garden, donde se apreció relajada y descansada.

"Gritaban y se abrazaban. Lo imagino y me hace reír".

Inmediatamente tras vencer a Radwanska para ganar el título el año pasado, Pennetta llamó a su padre y confesó que le tuvo que pedir que respirara por la emoción que transmitía. 

"Todos estaban muy felices. Era algo que nadie esperaba", dijo la italiana, de 33 años. "No esperaba algo así. Fue muy bueno. Fue un buem momento para ganar algo así de importante. Estoy madura y lo sientes más".

Fue la 10a copa de singles de Pennetta, pero el BNP Paribas Open fue su mayor victoria por lejos en una gran carrera. En 2009 fue la primera italiana en llegar al top 10 y ha aportado para cuatro títulos de la Fed Cup de Italia. En dobles llegó al No. 1 en 2011, también la primera italiana, tras ganar el Abierto de Australia ese año.

Pero Pennetta dice que su título en Indian Wells llegó en un momento especial. Fue durante la temporada 2013 que la veterana, en su 14a temporada en la WTA, consideró el retiro por reiterados problemas de lesión. Se dio el resto de 2013 para intentar volver al top 100 y lo hizo, al finalizar No. 29.

Este año Pennetta vuelve al BNP Paribas Open en la mira. Gran parte de la atención para esta edición está en el retorno de la No. 1 Serena Williams, quien no juega el evento desde 2001. Pennetta dice que le gusta así.

"Para mí es perfecto. Pienso que Serena debería disputar este evento", dijo Pennetta. "Es una de las mejores.." Luego, se corrige: "Es la mejor. No es una de ellas. Es la mejor. Y este es el mejor torneo y deben tenerla acá".

"Siempre tendrán más atención Serena y (No. 2 Maria Sharapova). Merecen tener toda esa atención".

Ahora Pennetta es una de las jugadoras de mayor edad en el circuito y es parte de un grupo mayor de sobre 30 años que demuestran que las mujeres pueden llegar a un alto nivel a esa edad. Sin embargo hay límites: dice que no tiene intención de alargar su carrera como Kimiko Date-Krumm de 44 años.

"Kimiko es Kimiko. Es la única que puede hacer algo así", dijo Pennetta entre risas. "No pongo una fecha (para el retiro). Sólo quiero jugar. Cuando deje de importarme tanto y quiera quedarme en la cama, o no viajar, quizás ahí será el momento de parar".