Mónica Puig y un triunfo especial en Indian Wells

©2015 Michael Cummo/BNP Paribas Open

Mónica Puig finalmente logró esa victoria tan ansiada en el BNP Paribas Open 2015, un torneo especial para ella.

Con el Estadio 1 como escenario, la boricua consiguió el miércoles su primer triunfo de su carrera en el cuadro principal de Indian Wells tras vencer a Nicole Gibbs por 6-3 y 7-5. Esta fue la segunda victoria ante la estadounidense, tras derrotarla en Monterrey en 2014.

“A mí me encanta este torneo y ganar la primera ronda aquí significa mucho para mí”, aseguró. “Fue un partido muy peleado pero he trabajado mucho en ser fuerte mentalmente y creo que eso me ayudó bastante”.

Puig siente al desierto californiano como su segundo hogar ya que Charlie Pasarell, director del torneo hasta su retiro en 2012, fue uno de los primeros en apostar por ella.

“Él fue el que me dio mi primera invitación a la clasificación cuando tenía 17 años y para mí los Estados Unidos es como mi otra casa”, recordó. “Puerto Rico es mi primera casa y esta es la segunda. Me gusta todo lo que hace este torneo para los jugadores y fue un honor jugar la Cancha Estadio hoy”.

Mucho ha cambiado desde aquella primera aparición allá por 2011.

“Mentalmente soy más guerrera que antes”, confesó Puig. “Antes perdía el saque o algo así y me desmoralizaba totalmente. Hoy estuve abajo un break en los dos sets y estuve viendo maneras de cómo dar vuelta el partido y sabía que lo iba a sacar. Mi físico ha mejorado y muchas cosas también en el aspecto tenístico. Hay mucho que puedo mejorar pero voy avanzando poco a poco”.

Parte de su consolidación fue sacarse el peso de conseguir su primer trofeo, algo que logró en mayo del año pasado en Estrasburgo, Francia.

“Yo veía muchas chicas ganando sus primeros títulos y yo me quedé un poco estancada ahí, preguntándome cuándo iba a pasar”, contó. “Por fin pasó y me puso un poco de presión de seguir ganando. Me estanqué un poco pero he trabajado muy fuerte con mi entrenador y ahora estamos buscando la manera de sobrepasar esos baches y por fin lo entiendo, entiendo cómo hay que jugar el tenis cuando estás jugando bien y cuando estás jugando mal. Eso me ayuda bastante en la cancha”.
Actualmente en el puesto No. 49 del ranking mundial, Puig aseguró que la clave para seguir escalando es encontrar la regularidad que busca.

“Tengo que ser muy consistente en el circuito y siendo consistente es cómo voy a conseguir el ranking”, explicó.

La puertorriqueña es la única latinoamericana dentro del Top 100 de la WTA, pero se mostró confiada de que otras la acompañarán a corto plazo.

“Yo creo que hay un momento para todo el mundo para brillar”, opinó. “Yo creo que los latinos tienen mucho talento y cuando viene su momento, va a pasar. Mi momento vino el año pasado y yo creía que iba a pasar antes y no pasó. Hay que tener mucha paciencia y mucha fe”.

Por lo pronto, la boricua seguirá su camino y ya le apunta a su siguiente rival, la española Carla Suárez-Navarro, con la firme intención de seguir avanzando en el cuadro.