Wozniacki apunta a su segunda copa en Indian Wells

©2015 Billie Weiss/BNP Paribas Open

Caroline Wozniacki ha ganado 23 títulos de singles, pero dice que casi todos están en casa de sus padres, usados como jarrones.

Pero lo que sí destaca en su casa es la medalla por completar la maratón de Nueva York en otoño. Wozniacki lo logró sólo semanas después de llegar a la final del US Open.

"Sentí que podía curar a todo el mundo. Fue increíble", dijo Wozniacki sobre terminar la maratón.

Wozniacki vuelve al BNP Paribas Open, donde ganó en 2011. Dice que es uno de sus torneos preferidos. Comentó que disfruta de arrendar una casa, y corre a ella desde el Indian Wells Tennis Garden para completar sus largas carreras.

Pero las carreras de Wozniacki no son tan largas como las que hizo en otoño cuando se entrenó para la maratón. Y Wozniacki entrenó mientras se preparaba para el US Open, lo cual acarreó críticas.

"Todos me llamaban loca y todos los expertos pensaban que era estúpido, no es normal hacer eso. Lo escuché todo", dijo Wozniacki el miércoles durante el BNP Paribas Open. "Sé lo que es bueno para mí. En ese momento, era bueno para mí. Fue bueno mentalmente. Fue bueno tener otra meta que me apasionaba".

En vez de desgastarse por el entrenamiento añadido, Wozniacki dijo que se sintió revitalizada. Y eso le dio una ventaja mental al entrar a la pista.

"Mentalmente estaba fresca en la pista, estaba feliz de jugar", dijo Wozniacki. "Sabía que si tenía que estar ahí por tres horas, estaría mejor que mis rivales".

Wozniacki llegaría a cuartos de final de Montreal y semifinales en Cincinnati antes de hacer final en el US Open, para volver al Top 10. En Montreal, Cincinnati y el US Open, Wozniacki perdió ante Serena Williams. Pero fue en esa etapa cuando se convirtieron en buenas amigas.

Tras el US Open, Wozniacki llevó a Williams por Nueva York para pintar la ciudad de rojo. Cuando Wozniacki finalizó la maratón, Williams fue la primera en saludarla. 

"Soy amigable con mucha gente, pero las cercanas son pocas y Serena es una de ellas. Es especial", dijo Wozniacki. "No sólo es una gran atleta, sino una gran persona. Está cuando la necesitas, es divertida, nunca ha momentos aburridos. Siempre es divertido. Es bueno tener una gran amiga en el circuito, alguien en quien confiar".

Uno de los temas a conversar fue la aparición de Wozniacki en la edición de trajes de baño de Sports Illustrated. La danesa es una de tantas estrellas WTA en aparecer en ediciones de traje de baño, como Williams, Maria Sharapova, Ana Ivanovic y Daniela Hantuchova, entre otras. 

"Fue fantástico. Lo más importante es que estoy feliz sobre eso y orgullosa", dijo Wozniacki.

"Es algo que puedo tener conmigo por años. Es muy poca la gente que tiene la oportunidad. Estoy honrada por ser una de las elegidas. Creo que las fotos resultaron fantásticas".