Suárez Navarro y un objetivo claro: el Top 10

Carla Suárez Navarro vino al BNP Paribas Open 2015 con un objetivo claro: entrar al Top 10 del ranking de la WTA. La española, actualmente en la mejor posición de su carrera en el puesto No. 13, dice sentirse en su mejor momento profesional.

“Lo claro es que con el paso de los años y la experiencia voy madurando, las cosas las asimilas mejor, te tomas las cosas más en serio y eres más consciente de todo”, aseguró. “Es verdad que en el día a día le das más importancia y todo eso, junto con el orden y con tu equipo hace que esté en uno de mis mejores momentos”.

Suárez Navarro apuntó que tenísticamente dio un paso adelante y que se encuentra jugando mejor y con un estilo más agresivo. Esa fórmula la está acercando poco a poco a su meta.

“Ves un objetivo claro, muy cerca, y todo lo que hago lo hago más consciente de lo que puede ser”, agregó. “El trabajo, los entrenamientos y el ritmo de partidos con los que estoy jugando al final me hace estar en un momento en el que el tenis es importante pero la cabeza la tienes enfocada en el objetivo”.

La oriunda de Las Palmas le dio crédito a su preparación la temporada pasada y explicó que fue incrementando paulatinamente sus ambiciones.

“Es cierto que a todo el mundo le gustaría ser Top 10, es algo obvio, pero creo que tienes que ir paso por paso”, indicó. “No vale estar 60 y decir que quieres ser Top 10. Mi objetivo el año pasado era estar entre las 20 primeras y consolidarme, y siempre con el punto de mira en el Top 10. Los números eran lejanos pero en puntos no era tan lejos. Este año mi objetivo es estar dentro del Top 10 o lo más cerquita posible”.

Sus actuaciones a lo largo de los últimos 12 meses le han dado la confianza necesaria para encontrar esa siempre difícil regularidad.

“Cuando tú en torneos importantes juegas bien y les ganas a jugadoras que son top, sabes que tienes el nivel y que puedes estar ahí también”, confesó. “La única diferencia es que ellas son más regulares que tú durante el año entero. A lo mejor yo tenía picos de un torneo bueno, dos normales, uno bueno, tres normales y eso no ayudaba mucho. Creo que todo fue a raíz del año pasado, la pretemporada pasada, y el haber ganado un torneo también”.

Esa fue un punto de inflexión en su ascenso en el ranking. Entre 2009 y 2013 la española había disputado cinco finales sin poder ponerle fin a su sequía. Sin embargo, en mayo de 2014 logró romper el maleficio tras derrotar a la rusa Svetlana Kuznetsova en la final de Oeiras, Portugal.

“Al final no era algo que tuviera guardado, porque al final si haces las cosas bien el trabajo va saliendo”, aclaró. “Es verdad que había perdido varias finales ya y no es lo mismo tener un título, aunque sea uno, que no tenerlo. Por esa parte me liberé, me dio más confianza y el hecho de poder jugar de tú a tú con las mejores te hace abrir los ojos y saber que tienes el nivel y que puedes estar ahí”.

Habiendo cumplido ese objetivo, el siguiente es lograr consistencia en los torneos grandes, incluido el de Indian Wells, sabiendo que eso la acercará aún más al Top 10.

“Al final, tú vas a estar entre las mejores cuando sepas ganarle a las mejores en los mejores torneos”, señaló. “Son los que más puntos te dan. Evidentemente no puedes dejar los torneos de lado, porque la competitividad con las 100 primeras está muy alta. Todas tienen el nivel, solo que la mentalidad es lo que cambie. Cuando te despistes, o te dejes ir en un partido cualquiera te puede ganar. Pasa por este tipos de torneos”.

Su debut no podría haber sido más alentador. La preclasificada No. 12 Suárez Navarro derrotó a la boricua Mónica Puig por 6-1 y 6-1 para avanzar a la tercera ronda. Allí se medirá a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, quien dejó en el camino a la checa Barbora Zahlavova Strycova, sembrada número 17 del cuadro femenino.