Murray: "Es un cuadro impresionante"

© Michael Cummo/BNP Paribas Open

Sin duda, el tema candente en el Indian Wells Tennis Garden es una de las secciones del cuadro final masculino. La que tiene a Novak Djokovic, Rafael Nadal, Roger Federer, Juan Martín del Potro, Nick Kyrgios y Alexander Zverev, por nombrar sólo algunos.

En la parte superior del sorteo, el No. 1 del mundo Andy Murray es capaz de frotar sus manos con júbilo, al igual que cualquier otro fanático del tenis.

"Es un cuadro increíble, nunca he visto nada parecido, es una de las secciones más difíciles de un cuadro de todos los tiempos", dijo el escocés, quen habló el miércoles durante su rueda de prensa previa al BNP Paribas Open.

"La cantidad de títulos de Grand Slam que tienes en esa sección y algunos de los jugadores más jóvenes que están por venir y que probablemente estarán en la cima del juego por un largo tiempo, es muy emocionante para los aficionados del tenis. Habrá algunos partidos emocionantes desde el principio en el torneo. Incluso hay tipos como [Fernando] Verdasco, que son jugadores peligrosos. Es definitivamente duro para los chicos de esa sección. Obviamente, es una sección que idealmente querrías evitar si puedes.

VEA CUADROS

Una posibilidad que el sorteo lanza es un choque de Federer-Nadal en la cuarta ronda. Los dos se encontraron por 35ª vez hace unas semanas cuando disputaron la final del Abierto de Australia, con Federer prevaleciendo en cinco sets para conquistar su decimoctavo campeonato de Grand Slam.

"La gente quiere ver a Rafa y Roger jugando uno contra el otro y cuando están en las mitades opuestas del sorteo se necesita mucho para que compitan unos contra otros", dijo Murray. "Cuando están por el mismo lado el uno al lado del otro, es sólo uno o dos partidos, la gente quiere verlo. Si llegan allí será a estadio lleno y eso es bueno para el tenis".

Murray ha sido el hombre a vencer en los torneos ATP World Tour Masters 1000 en los últimos meses. Ganó los dos últimos torneos de la serie de élite en Shanghai y París. El escocés espera que el impulso lo lleve a un primer título de BNP Paribas Open, tras ser subcampeón en el desierto en 2009 (Nadal). Es uno de los pocos hitos que Murray ha dejado de lograr en el tenis, pero como explicó a los medios de comunicación, todos sus éxitos le traen aún más felicidad ahora.

"Los últimos años han sido excelentes dentro y fuera de la cancha", dijo el nativo de Dunblane, quien se casó con su esposa, Kim Sears, en abril de 2015 y dio la bienvenida a su primera hija, Sophia Olivia, hace poco más de un año.

"He disfrutado mucho de mis victorias, mucho más que en Wimbledon (en 2013), cuando me tomó un poco de tiempo volver a la pista después de eso. Tuve una cirugía de espalda poco después, pero también sentí que era para lo que estaba jugando tenis, que mi razón para jugar era ganar Wimbledon. Después de eso, ¿qué más había para mí?".

"Pero, definitivamente, ahora me he movido en eso. Juego tenis por mí y por mi familia ahora y quiero seguir logrando tanto como pueda".