Djokovic: "Estoy mucho mejor de lo que era antes"

© Jared Wickerham/BNP Paribas Open

Ha golpeado todos los tiros altos que hay en el tenis, pero en los últimos meses Novak Djokovic también ha tenido que soportar algunos de los bajos. Dicen que la única manera de bajar es después de haber llegado a la cima, pero el serbio insistió el jueves en que está tan hambriento como siempre y decidido a luchar en su camino de regreso al pináculo del deporte.

Djokovic fue aparentemente imparable a partir de junio de 2016. Finalmente logró su sueño de toda la vida de ganar Roland Garros, completando el Grand Slam de carrera, y tuvo una ventaja saludable con sus competidores más cercanos en el Ranking ATP Emirates. Pero una derrota en tercera ronda ante Sam Querrey en Wimbledon condujo a una frustrante segunda mitad de la temporada.

Para los estándares de otra persona, todavía era una campaña exitosa para Djokovic, tras ganar la corona de Toronto y ser finalista en el Abierto de Estados Unidos y las Finales ATP. Pero el serbio admitió que no era él mismo en la cancha, ya que perdió el primer lugar del Ranking ATP Emirates a manos de Andy Murray al final de la temporada.

"No me arrepiento de las cosas en la vida", dijo Djokovic, quien estaba con un estado de ánimo reflexivo en el Indian Wells Tennis Garden. "Tal vez debería haber tenido una pausa más larga después de Roland Garros, para tener más tiempo para recargar emocionalmente en todos los aspectos de mi ser. No sucedió, seguí y no me arrepiento porque creo que había una lección que aprender de eso".

"Creo que tener esos cuatro o cinco meses en la segunda mitad de 2016 fue realmente muy importante para mí. Para mi crecimiento como jugador y como ser humano. Aprendí mucho. Sigo adelante. Estoy obviamente motivado para seguir jugando a un nivel muy alto".

"Tuve un par de meses en los que no estaba en la cancha y ahora estoy en un lugar mejor", continuó el originario de Belgrado. "Espero y creo que estoy en la dirección correcta".

Djokovic comenzó el 2017 de buena manera, tras vencer a Murray en la final de Doha. Pero, a pesar de una caída en la segunda ronda de Australia a manos de Denis Istomin y la derrota ante Nick Kyrgios la semana pasada en Acapulco, Djokovic está satisfecho de que tiene los sentimientos de nuevo en la cancha de tenis.

"Me siento mucho mejor en términos de juego, en lo mental, de lo que estaba hace unos meses", dijo el tenista de 29 años. "Generalmente, si me veo con una perspectiva más amplia hoy y comparándome con el final de la última temporada, soy un jugador diferente. Me siento más cómodo, más fresco. Espero poder competir y me siento más confiado en la cancha".

"Tuve que volver a motivarme y volver a la pista. Y siento que ahora es mucho mejor de lo que era antes".

Recordando una analogía que hizo hace 12 meses en Indian Wells, donde se comparó con el lobo en lo alto de la colina observando cómo se aproximaba la manada, Djokovic dijo que las cartas se han invertido ahora. "Ahora soy uno de los lobos que suben. Tengo hambre, pero no soy el único".

"Si no tengo hambre de tener éxito en este deporte, no estaría sentado aquí hablando con los medios de comunicación y jugando este torneo. He logrado tanto en mi carrera que estoy obviamente muy contento y que fácilmente podría parar hoy y decir, "ha sido suficiente". Pero sigo adelante porque tengo ese impulso en mí todavía y tengo ese instinto. Mientras esté presente, seguiré jugando".

Hay pocos lugares mejores para Djokovic para redescubrir su mejor forma que el Indian Wells Tennis Garden, donde tiene un récord de 47-6 y ha levantado el trofeo cinco veces. Pero el sorteo ha hecho que el tres veces campeón defensor no la tenga fácil. Se encuentra en el 'grupo de la muerte', en el cuarto final del cuadro donde también aparecen Rafael Nadal y Roger Federer. Es un desafío que el diestro está analizando.

VEA CUADROS

"No he tenido demasiados cuadro así", admitió Djokovic, quien iniciará su defensa contra Kyle Edmund o Gastao Elias, antes de un potencial enfrentamiento de la tercera ronda con Juan Martín del Potro. "Es bastante sorprendente ver a muchos jugadores de calidad en una sección del sorteo. Es lo que es. Es evidente que Nadal y Federer están empezando a reconstruir su ranking. Veremos lo que sucede en los primeros días del torneo y vamos a tener algunos partidos muy fuertes, Este es probablemente uno de los cuadros más duros que hemos tenido".

"Es un cuadro muy fuerte. Es uno de los torneos más fuertes que tenemos en el deporte. Todo el mundo quiere jugar bien. El sorteo es algo que tienes que aceptar y tratar".