Para Angelique Kerber el 1 es sólo un número

© 2017 Matt Hazlett/BNP Paribas Open

POR RICHARD OSBORN

El tema del No. 1 está pasando de moda para Angelique Kerber. Con el retiro de Serena Williams en el BNP Paribas Open por una lesión a la rodilla, la alemana se aseguró el retorno al puesto más alto del ranking WTA, por segunda vez tras conseguirlo luego de ganar el US Open 2016.

Habrá que perdonarla si no camina por las paredes de felicidad cuando se publique el nuevo ranking y se confirme su regreso al máximo sitial.

Vea Entrevista a Kerber

"Primero, ya estuve ahí", dijo Kerber el miércoles en Indian Wells, donde prepara el BNP Paribas Open. "Se siente bien volver a ese lugar, pero no vine acá enfocada en ser No. 1. Vine a ganar partidos. Eso es lo que amo. Me atendré a este enfoque porque es mi prioridad: jugar tenis, ganar partidos, ganar torneos importantes. En el final, es simplemente un número antes de mi nombre".

Aún es pronto, pero hasta ahora el año de Kerber no ha ido según lo planeado. La jugadora de 29 años sufrió derrotadas inesperadas en Brisbane y Sydney, y en su defensa del título del Abierto de Australia cayó en cuarta ronda por 6-2, 6-3 ante Coco Vandeweghe. Una campaña ganadora en el desierto haría maravillas para su confianza.

VEA CUADRO DE SINGLES FEMENINO

"No fue el mejor inicio para mí, pero sigo optimista", dijo. "Estoy entrenando bien. Sólo debo hacer la transición de los entrenamientos a los partidos".

Kerber reconoce que aún se está acostumbrado a la vida como jugadora top, incluyendo toda la presión y actividades fuera de la pista que debe hacer.

"Es distinto, pero es una sensación positiva", dijo al BNPParibasOpen.com. "Ganar el US Open y llegar al No. 1 cambió mucho. Tengo muchas más cosas que hacer acá y en Alemania. Mucha más gente me reconoce que hace un año o dos. Es distinto, pero es un nuevo desafío para mí. Comenzó este año, siendo la máxima favorita en el Abierto de Australia. Pero aún puedo mejorar y acostumbrarme.

"Sé que a veces necesito unas cuentas horas para mí misma, quizás para tomar un café o hacer algo fuera del tenis", agregó. "Pero de hecho me gusta. Siempre fue un objetivo".

Al parecer Kerber no tendrá que luchar contra su cuerpo en Indian Wells. Sufrió problemas de rodilla y espalda en Dubai, donde perdió ante Elina Svitolina por 6-3, 7-6(3).

"Ahora está mejor", dijo. "Tras Dubai regresé a casa para tratarme esos problemas y volví a entrenar acá. Por eso llegué acá un poco antes. Pero la rodilla está bien. No sé cómo será durante los partidos. Siempre es distinto, pero por ahora está bien".

Tras quedar libre en primera ronda, Kerber debutará ante su compatriota Andrea Petkovic el sábado.