Pliskova está en su momento

© 2017 Michael Cummo/BNP Paribas Open

POR RICHARD OSBORN

Cuando entró a la cancha del estadio Arthur Ashe para enfrentar a Angelique Kerber en la final del US Open 2016, Karolina Pliskova se estaba presentando al mundo del tenis como una jugadora delgada de piernas largas, una de ellas tatuada, y que podía servir tan fuerte como las más potentes del circuito. Tras perder por 6-3, 4-6, 6-4, se había ganado el respeto de sus pares y toda la audiencia que había presenciado la batalla a tres sets.

No es que fuera una desconocida. Antes de su campaña en Flushing Meadows, la checa - que lideró el 2016 en aces con 530, más de 200 más que su más cercana perseguidora Serena Williams - ya tenía dos títulos en Nottingham y Cincinnati, donde superó nada menos que a Kerber en la final. Pero llegar a su primera final de Grand Slam claramente potenció su confianza.

Vea: Entrevista Karolina Pliskova

"De seguro esa fue mi gran aparición", dijo Pliskova, quien ya ganó este año los trofeos de Brisbane y Doha, el sexto y séptimo de su palmarés. "Lo de Nueva York me ayudó mucho. Me siento mucho mejor ahora y estoy venciendo a rivales que antes no podía".

Ahora Pliskova, No. 3 del mundo, debe ser considerada una aspirante real a la máxima posición del ránking WTA, que ahora ostenta Kerber. Pero la jugadora de 24 años insiste que por ahora no está enfocada en ello.

"No estoy apuntando al No. 1 ahora. Sólo quiero ir torneo a torneo", dijo Pliskova, cuya hermana, Kristyna, también está en la mitad superior del cuadro. "Siempre habrá una chance si obtienes buenos resultados. Incluso antes del año pasado, la principal meta era ganar Grand Slams y torneos como éste. Si los ganas, puedes ser No. 1".

Si llega a ese punto, no esperen que asuma un rol de encantadora de las cámaras y los medios. Cuando se trata de la atención mediática - apariciones en televisión, sesiones de fotos, apariciones para patrocinadores - la jugadora prefiere que su raqueta hable por ella.

"Por lo general digo que no a todo", dijo entre risas. "No necesito estas cosas si no es algo bueno para mí. Hago conferencias de prensas luego de ganar, pero no fui criada así. Sólo quiero jugar un buen tenis. Esa es la meta. No necesito estar en cada revista".

Pliskova, que fue reacomodada en la parte superior del cuadro tras el retiro de Serena Williams por un problema a la rodilla, comenzará su campaña en el BNP Paribas Open 2017 el viernes frente a la medallista de oro olímpica Monica Puig. Nunca ha perdido ante la puertorriqueña en tres duelos previos, siendo el último de ellos en semifinales de Nottingham el año pasado.

Datos de Pliskova:
• En su camino rumbo a la final del US Open 2016, la checa fue apenas la octava tenista en vencer a Venus y Serena Williams en el mismo evento, y apenas la cuarta en hacerlo en un Grand Slam.
• Es entrenada por David Kotyza.
• Karolina está 4-4 en su serie personal frente a su hermana.

VEA CUADRO DE SINGLES FEMENINO