Qué fue de Michael Chang

© 2017 Jared Wickerham/BNP Paribas Open

Michael Chang apenas tenía 15 años cuando el entonces director de Indian Wells, Charlie Pasarell, le ofreció una invitación. Eso fue en 1988. El californiano ganaría tres títulos acá (1992, 1996, 1997) durante una carrera que lo llevó al Salón de la Fama tras ser No. 2 y coronarse en Roland Garros 1989, donde fue el campeón más joven de Grand Slam de la historia. El estadounidense volvió a sus raíces el domingo en la tarde para recibir el premio Alan King Tennis Passion, en honor al comediante/actor que estuvo muy ligado al BNP Paribas Open.


Felicitaciones Michael por el premio. Debe significar mucho para ti, especialmente acá donde tuviste tanto éxito como jugador.

Este torneo está muy cerca de mi corazón. Me he llevado muy bien con los directores Charlie [Pasarell|, Steve [Simon] y Tommy [Haas], a quien conozco tanto por mucho tiempo. Era como jugar en el patio de mi casa. Venir acá y tener todo el apoyo de la gente - familia, amigos - era fácil. Tuve algunas oportunidades para ganar y las aproveché.

Tuviste muchos buenos momentos acá, pero ¿hay alguno que destaque?

Tuve muchos partidos duros acá, algunos partidos gané, otros perdí. Todas las finales que jugué en ese entonces acá fueron al mejor de cinco sets, por lo que fueron difíciles físicamente. Vencer a Andre acá un año (en cuartos de final de 1996) fue grande. Recuerdo vencer a Stefan (Edberg) acá en el '89. No gané el torneo, pero me dio gran confianza para luego llegar a la final del Abierto de Francia, porque fue la primera vez que lo vencí. Eso fue importante para mí. Muchos recuerdos bonitos. Incluso en el sitio anterior, era muy íntimo. Ahora lo agrandaron e hicieron un torneo increíble.

¿Qué tan distinto es Indian Wells ahora versus mediados de los '90?

En ese entonces, sólo era un torneo de varones. Luego de a poco comenzaron a incorporar a las damas. Luego se dieron cuenta que la sede no era lo suficientemente grande. Así construyeron este recinto y han hecho un trabajo tremendo y lo siguen mejorando año a año. Encontraron una manera de hacerlo. Hay una razón por lo que es votado uno de los eventos preferidos de los jugadores.

Se siente como un Slam.

Así es. Pero es divertido, se siente como un Slam sin el caos ni todo el ruido, lo cual es agradable.

Debe ser irreal para ti, habiendo jugado por primera vez en el desierto como adolescente y ahora volver con tu familia como entrenador de Kei Nishikori. Se completa el círculo.

Es emocionante. Siento que tengo una oportunidad de tener un impacto con un joven asiático. No han habido muchos asiáticos exitosos en el circuito por lo que siento que es una oportunidad única. Quiero que a Kei le vaya bien, alcance sus metas. Ha sido divertido verlo mejorar. Es un gran talento. Tiene un gran futuro.

¿Cuándo fue la última vez que compartiste un vestuario con Pete Sampras, Andre Agassi y Jim Courier?

¿Los cuatro juntos? Ha pasado bastante. Tres de nosotros, no hace tanto, pero aún juego en la liga de Jim (Power Share Series). Así que los veo.

¿Aún existe la rivalidad?


No, todos estamos calmados ya.

¿Tomó mucho tiempo para que pasara?

Siempre estuvo ahí cuando jugábamos. Pero en el Power Shares Series tenemos buen tenis, pero no es a muerte. Pero cuando se pone álgido, en el 5 iguales en un set, quieres ganar.

Los mejores jugadores americanos del momento son mucho más cercanos que en sus días, comen juntos, comparten juntos. Ustedes no siempre se llevaban muy bien.

Comenzamos así cuando éramos muy jóvenes. Siempre nos llevamoso bien, pero cuando todos competíamos en torneos para títulos, era distinto. Estábamos mucho más concentrados. No socializábamos mucho. Luego al final de nuestras carreras, cuando veíamos que venía una nueva generación, nos unimos de nuevo.