El momento de Timea: Cinco Preguntas para Timea Bacsinszky

© 2017 Michael Cummo/BNP Paribas Open

Por Richard Osborn

Timea Bacsinszky viene de superar un susto, luego de salvar seis puntos de partido ante la holandesa Kiki Bertens para vencerla 6-3, 5-7, 7-6(8) y pasar a cuarta ronda del BNP Paribas Open. La adrenalina sigue corriendo. Un momento perfecto para sentarse a conversar con la suiza, No. 16 del mundo, quien a los 26 años está jugando el mejor tenis de su carrera. 

Fue un partido de locos. ¿Cómo lo ganaste?

¿Siguiente pregunta? (risas) ¿Hay un hospital cerca? En seriom cuando está 6 iguales en el tercero y has tenido un partido con tantos altibajos, sabes que puede ser para cualquiera. En el seis iguales, ambas lo merecemos. Ella jugó con su corazón. Yo también, sé que lo hice. Es una moneda al aire. No fue un gran tenis, pero fue una gran lucha para ambas.

Cuéntame sobre tu capacidad de mejorar tu nivel en los eventos importantes. Mellada de plata de dobles, cuartos y semis en Roland Garros, cuartos en Wimbledon.

Es una gran diferencia. Antes era una jugadora totalmente distinta. Cuando me inscribo para un evento, sin importar cuál sea, por lo general estoy en la mejor condición física. De otra manera no juego. Prefiero jugar 15 torneos al 100 por ciento que 25 y tener que retirarme. Odio hacer eso. Ya lo hice una vez este año. Fue terrible. Se trata de programar y ser más madura. Ser honesta conmigo misma ayuda mucho. Es establecer tus prioridades.

U.S. News & World Report recientemente publicó una encuesta que determinó que Suiza es el mejor país del mundo en cuanto a calidad de vida.

¿Te sorprende?

Cuéntame de tu país

Ya sabes del queso, los chocolates, los relojes, los bancos, las montañas, los lagos, los viñedos. Claro, no tengo patrocinadores de reloj, quesos, o chocolates. (Risas). Está muy bien organizado, creo. También ayuda la educación. Como mínimo hablas dos o tres idiomas. Si vives en el lado francés, debes aprender alemán. Si vives en el lado alemán, debes aprender francés. Si vives en el lado italiano, probablemente aprendas ambos. Mala suerte. Luego tienes el inglés, con opciones de italiano o español. Así sales a la vida a los 16 años y tienes una base de muchos idiomas. Probablemente hace que tu cerebro funcione un poco más que en otros países que quizás no tenga tantas oportunidades. Los suizos germanos son mucho más ordenados que los suizos que hablan francés, como yo. Pero tengo un novio suizo alemán, por lo que me estoy equilibrando. El aire es tan fresco. Lausanne es la mejor ciudad del mundo. Y tenemos Lavaux, un sitio histórico de la UNESCO, con sus viñedos. Creo que la gente suiza es bastante saludable. Vida sana, buen equilibrio.

Me convenciste. ¿Puedes explicar el fenómeno de Roger Federer? Nadie logra el arraste que tiene tu compatriota.

Maneja todo tan bien, se mantiene activo en redes sociales, con sus patrocinadores, siendo el mejor jugador de la historia. 18 Grand Slams... ¡Vamos! A veces cuesta ser un compatriota suizo. Los tipos de ahora (Federer y Stan Wawrinka) tienen 21 Grand Slams. Si yo gano un torneo es 'Hmmm, bueno'. Eres No. 15 del mundo y ellos dicen 'está bien'. Será difícil ser de la siguiente generación. No quiero estar en esa generación. Gracias a Dios probablemente ya se va a haber acabado para mí.