La Avenida Madison: Keys a Cuarta Ronda

© 2017 Michael Cummo/BNP Paribas Open

Para Madison Keys, cuatro meses parecieron una eternidad. Una lesión a la muñeca izquierda la llevó a una cirugía, que provocó su ausencia más larga en su carrera profesional, que incluyó perderse el Abierto de Australia 2017.

"No podía hacer nada", confidenció Keys, cuya cirugía fue sólo tres días después de la Finales WTA 2016 en Singapur. "En la mayor parte del tiempo no podía hacer casi nada con mi mano izquierda. Fue complicado y muy estresante. Había muchos momentos donde estaba bien por una semana o un mes, y después de nuevo 'Oh, Dios mío, ¿qué pasa si no gano nunca más un partido? ¿Qué pasa si se acabó?"

La jugadora de 21 años, que aparte de eso tuvo un exitoso 2016, año en que se transformó en la primera estadounidense en debutar en el Top 10 desde Serena Williams en 1999, dice que se apoyó profundamente en su familia, amigos y su equipo, que incluye a la tricampeona de Grand Slams, Lindsay Davenport.

VEA: EL TIRO DEL DÍA DE KEYS

Hasta ahora, ha tenido implacable regreso en Indian Wells. Ha vencido a la colombiana Mariana Duque-Marino 6-1, 7-5 y la japonesa Naomi Osaka (en una reedición de su épico duelo del US Open 2016) 6-1, 6-4 para alcanzar la ronda de 16.

"No son muy altas", dijo sobre sus expectativas para el BNP Paribas Open. "Pensaba que estaría feliz si ganaba un set. Siempre es difícil volver cuando todas están en la mitad de su temporada. De verdad tenía bajas expectativas".

Gane o no otro partido acá -- ahora se mide a la ex No. 1 del mundo Caroline Wozniacki -- ya está feliz de poder jugar tenis de nuevo, poniendo a prueba sus capacidades ante las mejores del mundo.

"Me hizo apreciarlo mucho mejor", dijo. "Al final de la temporada, desde el US Open, fue muy difícil para mí. Todo era doloroso y era muy difícil salir a entrenar y seguir adelante. Fue fantástico estar en Singapur, pero también fue algo como 'Dios, es un sufrimiento. No puedo esperar a llegar a la meta final'. Ahora, ser capaz de pegar sin dolor, es fantástico. Eso ha sido una bendición".